El día 24 de marzo tuvieron lugar dos actos en conmemoración de los doscientos años del nacimiento de María Rosa, una misa presidida por el obispo Enrique en el Noviciado de Jesús y por la tarde una conferencia pronunciada por la hermana María Esperanza Casaus, historiadora de la 03-24 Santa Maria Rosa MOlasCongregación. La conferencia fue en el Auditorium Felipe Pedrell de Tortosa, donde asistió un buen nutrido de gente, representantes de la ciudad y simpatizantes. La conferenciante, que ya hemos podido escuchar otras veces, trató de la vida de la Santa, su época y la obra que realizó siguiendo la cronología de su edad. Nace el 24 de marzo de 1815 en Reus, donde pasa su juventud, se incorpora en el trabajo de obras de caridad y ya adulta es enviada a Tortosa a los 27 años, aquí comienza a desarrollar su obra en la atención a los pobres y en la educación de los niños de calle. Su capacidad, dedicación y trabajo da buen resultado. Un día se decide dar forma jurídica a esta institución y ponerse bajo la autoridad eclesiástica, el año 1858 un grupo de hermanas, 13, dan nombre a la Congregación de las Hermanas de Ntra Sra de la Consolación. Comienza la organización y la expansión, que ahora se extiende por veinte países. La hermana Esperanza resumió la vida de Santa María Rosa como una dedicación plena y total a los demás; fue una mujer de acción, y de mucha oración que supo realizar esta obra de consolación y misericordia con los necesitados. El obispo Benito Villamitjana quería que sus religiosas estuvieran presentes en todas las parroquias de la diócesis. Vemos como la obra y la acción del Dios misericordioso llega a los hombres por medio de sus servidores. Nos ayudó la mucha información de la conferenciante a situarnos en su época. María Rosa fue al cielo el 11 de junio de 1876, a la edad de 61 años. El día 27 se le va a hacer un homenaje por parte del Ayuntamiento de Tortosa.
Mn. Antonio Bordás Belmonte