Palabras del Sr. Obispo y del Papa Francisco