El mal siempre avanza de forma sutil, silenciosa, traicionera… Su hacedor ha encontrado la fórmula más efectiva para expandirlo: la secularización, el relativismo… Y el objetivo más receptivo son los jóvenes.

08-27 camino neocatecumenal2Por ello, por amor a nuestros jóvenes, para prevenirles y “entrenarles” ante estos ataques, hemos visto la necesidad de que, durante el verano, época de dilatado dolce far niente, debemos ocuparnos de su espíritu con más fuerza, si cabe.

Del 20 al 27 de agosto hemos hecho una peregrinación con más de 50 jóvenes de las parroquias de San Pedro del Serrallo (Tarragona), la Inmaculada (Reus), Sant Pere Apóstol (l’Hospitalet de l’Infant) y Sant Bartomeu (Benicarló). De este modo, respondíamos a la convocatoria de Kiko Argüello, iniciador del Camino Neocatecumenal, a un encuentro vocacional en San Pedro del Pinatar, Murcia como preparación de los jóvenes a la XV Asamblea Ordinaria del Sínodo de los Obispos (Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional) que se realizará del 3 al 28 de octubre de este año.

Han sido diversos los aspectos que se han tratado durante la peregrinación, además de las distintas actividades que les permitieron prepararse para este encuentro: predicar a la luz de la Palabra de Dios en el rezo de las laudes diarias sobre el riesgo de la incapacidad para08-27 camino neocatecumenal medir los peligros (Lc 14, 16-35), la timidez, el miedo al ridículo, encerrarse en sus habitaciones, limitar la comunicación al móvil, los amigos virtuales… (Dt 20, 1-4; Mt; 10, 16-20).

Otros de los aspectos tratados han sido las adicciones a las drogas, al alcohol, a la pornografía, al sexo… (1Co 10, 12-14), el cambio de los estados de ánimo, los arrebatos de ira (Sal 40, 2-9), la baja autoestima, (2Sa 15, 1-6), la ociosidad (Ef 6,12-20), la adicción a internet (Ju 13-16; Da 13, 1-64), las relaciones entre padres e hijos basadas en la fe (Gn 22, 1-18), la obsesión por el cuerpo (Sal 45, 3-12), la relación con nuestro Padre (Lc 1, 5-25), la evangelización de los jóvenes ante la emergencia afectiva (Mons. J.I. Munilla), sanar las heridas producidas por el narcisismo, el pansexualismo y la desconfianza…

Por último, se hizo hincapié en la libertad (Lc 4, 16-21) de elegir estado y las consecuencias de nuestros actos.

Comenzamos la peregrinación alojados en el seminario menor de Segorbe- Castellón con una celebración penitencial. Esos días nos prepararon para las misiones populares en los pueblos del norte de la Diócesis, visitar y recibir catequesis en el Seminario Redemptoris Mater de Betxí, (Castellón), recibir la indulgencia del año jubilar de San Vicente Ferrer en la Catedral y terminar con una celebración en la cueva Santa de Altura.

Camino a Yecla, donde nos acogieron los hermanos del Camino Neocatecumenal de esa ciudad, recibimos una catequesis en Algemesí sobre las Beatas Mártires que dieron su vida defendien08-27 Camino neocatecumenal1do su fe en Jesucristo durante la Guerra Civil. De allí, fuimos a Moratalla y Caravaca, donde veneramos la Vera Cruz y visitamos el iconostasio del Monasterio de San José, de las Carmelitas Descalzas de Tallante (Mazarrón, Murcia).

Finalmente, tras el encuentro vocacional en San Pedro del Pinatar, en el que más de 170 chicos se ofrecieron para ingresar en el seminario y más de 200 chicas se levantaron, dispuestas a abrazar la vida contemplativa, nuestros jóvenes han regresado a sus casas con fuerzas renovadas para emprender el combate de la fe.

Esta peregrinación ha sido una gracia que el Señor nos ha ofrecido también a nosotros, sus catequistas, que, por medio de la iniciación cristiana que es el Camino Neocatecumenal, llevamos a las parroquias.

Que el Señor, que ha renovado nuestras fuerzas, nos siga sosteniendo para desgastar nuestras vidas en el anuncio del Evangelio. “Y mientras nosotros morimos, el mundo recibe la vida” (2Co 4, 6-12).

El Camino Neocatecumenal está presente en 134 naciones de los cinco continentes, con 21.300 comunidades en 6.270 parroquias, así como 1.668 familias en misión de las cuales 216 son missio ad gentes en ciudades descristianizadas de los cinco continentes. Cuenta además con 120 seminarios Diocesanos Misioneros Redemptoris Mater.

Jordi Ubach y equipo
Camino Neocatecumenal